EL FCS ASISTE AL MIC7 EN ANDORRA

junio 5, 2018

El pasado viernes el FCS se trasladó a Andorra a vivir la experiencia que tanto tiempo andaban esperando.

Llegaron por la noche dispuestos a disfrutar de una cena de bienvenida en el hotel y dar un paseo para desconectar y mentalizarse para los partidos del dia siguiente. Los jugadores estaban nerviosos pero con muchas ganas de empezar a jugar.

El Sábado a ningún miembro del equipo le costó levantarse. Las ganas de vivir la experiencia y saltar al terreno de juego eran superiores a las ganas de seguir con la cabeza en la almohada.

Una vez desayunados se dirigieron al terreno de juego. A las 10h inició el primer partido del día contra el CF Jesus Catalonia. Fue un partido muy intenso y completo a nivel deportivo, el FCS se mostró confiado y dispuesto a darlo todo, lo que los llevó a ganarlo por dos goles a uno.

Un primer partido ganado y la motivación y las ganas de seguir jugando bien por las nubes.

Después del triunfo tocó volver a hotel y comer para llegar descansados al primer partido de la tarde.

A las 16:30h iniciaron el partido contra el Újbuda FC Labdarúgo KFT. Aunque el FCS empezó ganando contra un equipo que se mostraba fuerte físicamente, acabaron perdiendo 1-3.

A las 18:30h jugaron el tercero encuentro del día contra el Escola Futbol Gironès-Sabat con los que perdieron 1-3.

Aunque eran conscientes de las dos derrotas del día, se quedaron con las buenas vibraciones del partido ganado y con lecciones aprendidas de los partidos perdidos.

Después del intenso día tocó volver al hotel para cenar un poco y disfrutar de diferentes juegos para hacer piña y desconectar.

Llegó el domingo, el último día del torneo en el que ya se disputaba la fase final a cara o cruz, a las 10:30h jugaron contra el Club Esportiu Santes Creus. Un diverso surtido de emociones fueron las que vivieron durante el juego. Acabaron la primera parte 0-0 y empataron la segunda 1-1, de la que podemos destacar un paradón de Pablo y el golazo de Pep. El partido concluyó con penaltis y la suerte no estuvo a favor del equipo de Sarria, pues perdieron 6-5 con grandes paradas por parte de los porteros.

Después del partido y de todas las emociones vividas se dirigieron hacia Llivia dónde pudieron comer, divertirse y despedirse del gran fin de semana.

Aunque la sensación final del fin de semana fue un poco agridulce para ellos, no fue más que una puesta a punto para el próximo reto: la Cerdanya Cup.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *